De la semilla a la piel

 Manteca de karité

Recientemente hemos comenzado a colaborar con una proveedora maravillosa de Ghana llamada Georgina Koomson. Ella forma parte de una cooperativa de más de 600 mujeres quienes juntas apoyan su localidad de más de 2400 personas a través de la producción de manteca de karité. 


 Estamos encantados de poder apoyar a Georgina y su cooperativa, así como de poder ofrecerte su maravillosa manteca de karité, pero queremos hacer algo más que eso: seguir ayudando a su comunidad.

Construyendo pozos de agua para una mejor educación 

Esta industria ayuda mucho a su economía local y ha hecho posible que puedan construir fuentes con agua limpia, escuelas para proporcionar a los niños una educación básica y una guardería para ayudar a las madres con niños menores a reincorporarse al trabajo. Uno de los proyectos que estamos llevando con Georgina es la excavación de un nuevo pozo para una comunidad vecina de la región de Tolón (al oeste de Tamale) la cual no tiene actualmente acceso a ningún suministro de agua limpia. Los residentes de esta comunidad tienen que ir a otras áreas para rellenar contenedores con agua y volver a casa con estos a cuestas. Normalmente son las niñas las que se encargan de recoger el agua, lo que significa que no pueden ir al colegio. Ayudando a construir un pozo de agua para esta comunidad, no solo le damos acceso a agua potable y limpia, sino que estas niñas tendrán tiempo para asistir al colegio y tener una educación.

Nueva instalación para la producción 

Queríamos ayudar más a Georgina y su increíble cooperativa. Por ello, hemos empezado un segundo proyecto con ellas, el cual se está llevando a cabo. 


La construcción de una nueva instalación para la producción, lo que hará posible para la cooperativa de Georgina envasar y almacenar sus productos en un entorno limpio y cubierto y así, ayudar a que su empresa agrícola y apoyo a la comunidad siga prosperando. 


 Al adquirir nuestra manteca de karité directamente de Georgina y su cooperativa de mujeres, nos aseguramos de que reciban el mejor precio posible por su producto y que las niñas puedan acceder a una educación y sus familias reciban un sustento. La manteca de karité que producen es la mejor del mundo y la producen de la manera más pura, simplemente horneando las nueces, amasándolas manualmente y filtrando la masa. No se refina posteriormente, por lo que mantiene todos los maravillosos nutrientes de las nueces del karité.

Cada vez que adquieras nuestra manteca de karité BIO sin refinar, estarás ayudando a estas mujeres y sus familias.

Manteca de Karité BIO sin refinar
€6,99
Manteca de Karité BIO Refinada
€6,99
Manteca de Karité Refinada
€6,99
VOLVER ARRIBA